top of page
Francesco Chiacchio.jpg

El taller de escritura creativa como mediación educativa.

La escritura convoca a lo íntimo, y el juego con las palabras provoca el placer de compartirlas sin revelarse... después de asegurarse de que esa expresión no será peligrosa ni el reflejo de una autoimagen devaluada, indigna o avergonzada. En efecto, en el trabajo social, la palabra recogida o encomendada, ya sea que se exprese verbalmente o por escrito, constituye un tema delicado de manejar. Revelando un encuentro humano, un vínculo de confianza que se ha creado, puede ser también fuente de colocación, de conflicto con la ley, incluso si las razones están justificadas y legitimadas por las leyes vigentes.

© Francesco Chiacchio

El posicionamiento que se propone durante esta semana de formación es brindar a los estudiantes herramientas para configurar un espacio colectivo de expresión a través de la escritura donde cada uno sea acogido en su singularidad. Es por eso que trabajaremos en la estructuración del taller de escritura, para crear un marco contenedor, identificable, fijo, para poder acomodar lo inesperado, la sorpresa y lo inédito. Los benchmarks clínicos referenciados permitirán adquirir conocimientos clave para promover un entorno suficientemente fiable y seguro que invite a los participantes a expresarse con confianza.

La experiencia de los talleres de escritura será una prioridad para jugar con la palabra como materia viva que provoca emociones cuando la transformamos, cuando la escuchamos o cuando la decimos. Cada jornada estará marcada por una alternancia entre aportaciones teóricas y talleres lúdicos de escritura, sin censura gramatical ni ortográfica. Los talleres están estructurados pero dejan espacio a la imaginación, a la inventiva, al ritmo de cada uno para explorarlos en grupo. Se puede ofrecer durante la semana una aleación entre la escritura y el collage, así que traiga tijeras y pegamento, o incluso revistas viejas.

En grupos de 16 participantes.

Duración: 35 horas continuas o en varias sesiones.

Programa :

  • Talleres vivenciales de escritura creativa en grandes y pequeños grupos.

  • Aportaciones teóricas seguidas de discusiones en grupo.

    • Los frenos a la expresión, en particular la vergüenza (B. Cyrulnik y Serge Tisseron) y el aprendizaje escolar.

    • La mediación por las palabras, en relación con el lugar y la función del educador.

    • La clínica de DW Winnicott (espacio de transición, privación, holding, creatividad...)

  • Metodología que aborda cuestiones concretas para estructurar el taller en una institución, pero sustentada en aportes teóricos y reflexiones grupales.

    • ¿Por qué y cómo dar a conocer y presentar el taller a la institución y al público?

    • ¿Por qué y cómo formular el marco de los talleres con el grupo de participantes?

    • Estructurar el taller en tiempo y espacio: capacidad.

    • Dar la bienvenida y soltar, entrar y salir del estudio.

    • Afiliación gratuita, ¿propuesta o receta?

    • ¿Cómo garantizar la continuidad dentro y entre los talleres? ¿Cómo proponer sin imponer y seguir siendo creativo?

    • El futuro de la escritura.

    • Hoja de referencia para evaluar los talleres a lo largo del tiempo. Interés y objetivo de evaluar los talleres. ¿Qué estás evaluando?

    • ¿Cómo comunicar en equipo sobre los talleres garantizando la confidencialidad de los comentarios de los participantes?

    • ...

Formadora: Béatrice Constantin-Mora.

 

Educador especializado durante 10 años en internado (MECS, IME, ITEP, Foyer Autisme...) y en AEMO, luego se convirtió en terapeuta de arte analítico liberal en 2013 y luego en formador en 2016, fuertemente referenciado en psicoanálisis, en particular Winnicott, sin más vale olvidar el trabajo social en el campo y sus múltiples necesidades para jugar con los accesos relacionales, que poco a poco van formando una caja de herramientas de experiencias concretas, como tantos puentes para conectar con uno mismo y con el otro, incluso con el otro en uno mismo...

Château image.jpg

Mediación a través de cuentos maravillosos en la relación educativa.

Los cuentos son ante todo objetos culturales. Transmitidos por vía oral, han atravesado los siglos y sufrido múltiples transformaciones y variaciones adaptándose a los países en los que residían... conservando su estructura inicial.

 

Esta construcción propia del cuento pone en escena partes psíquicas y emocionales en forma simbólica, fácilmente integrables por el boca a boca. El oyente puede entrar en resonancia con el alcance inconsciente de la historia y así encontrar formas de alimentar su mundo interior, pensar lo impensable sin tener que hablar directamente de sí mismo y apoyarse en los personajes para poner en acción su propio cambio.

 

Pero, sobre todo, contar historias es un juego con un fuerte poder relacional.

En su práctica, el trabajador social está en contacto con historias de vida muy variadas, a veces con culturas individuales y sociales muy diferentes. Toda la tarea es saber acoger primero al otro en su diferencia, ofreciéndole un marco seguro y fiable, respetando lo que permite una vida colectiva e institucional satisfactoria.

 

Así este trabajo sobre el cuento maravilloso tiene como objetivo prioritario poder elaborar, despertar, nuestra propia capacidad de ensoñación para poder compartir en lenguaje simbólico los viajes, la saga, las aventuras que nos son confiadas. Es abrir un espacio intermedio para hablar con palabras que expresen imágenes, símbolos para experimentar más el mundo del otro, respetando su integridad y la nuestra. Ser una presencia que escucha y, a través de la voz del cuento, garantizar al otro no despertar su trauma, su vergüenza o su ira, sino ofrecerle gradualmente una entrada en un espacio de simbolización, mucho más suave que la búsqueda de significados. o interpretaciones.

 

METAS

 

  • Sumérgete en el mundo de los cuentos tradicionales y escribe relatos estructurados según las características del cuento.

  • Desarrolla tu imaginación, tu mundo personal y compártelo con el de los demás participantes del grupo.

  • Desarrollar la propia creatividad y maleabilidad psíquica, es decir, ser capaz de abrirse a representaciones simbólicas y culturales diferentes a las propias y acogerlas.

 

MEDIO :

Primera vez:Practique escribir historias imaginarias basadas en "verdadero", "probable", "plausible" usando:

  • la estructuración de los cuentos tal como los transmite Vladimir Propp,

  • las fórmulas para abrir y cerrar cuentos,

  • el tiempo específico y el vocabulario del cuento,

  • lecturas de diferentes cuentos tradicionales de Europa, Asia y Oriente.

 

2da vez:

  • El héroe, en referencia al libro "El héroe de las 1001 caras" de Joseph Campbell

  • Juega la diversión de los cuentos.

  • Elementos para montar un taller de mediación narrativa.

 

Duración: 35 horas continuas o en varias sesiones.

Ponente: Béatrice Constantin-Mora

Educador especializado durante 10 años en internado (MECS, IME, ITEP, Foyer Autisme...) y en AEMO, luego se convirtió en terapeuta de arte analítico liberal en 2013, luego formador en 2016, fuertemente referenciado en psicoanálisis, en particular Winnicott, sin olvídate del trabajo social en el campo y sus múltiples necesidades para jugar con los accesos relacionales, que poco a poco van formando una caja de herramientas de experiencias concretas, como tantos puentes para conectar con uno mismo y con el otro, incluso el otro en sí...

bottom of page